Cine ecuatoriano apuesta fuerte por películas religiosas

por © Deborah de la Calle-NOTICINE.com
Rodaje de "Carta a mi hija"
Ecuador está llevando a lo más alto un género fílmico que no es muy común en iberoamérica, o no tanto como en Estados Unidos, el religioso. El film "Carta a mi hija", pretende difundir un mensaje social que está cargado de valores. La película, está basada en una experiencia que vivió de cerca el protagonista y productor ejecutivo Alejandro García y que quiso llevarla al cine para promover dicho mensaje. El cine confesional ya mostró su capacidad comercial el año pasado, ya que el drama "Tal vez mañana" fue la producción más vista en el país.

"Carta a mi hija", según comentó García a El Universo, "está basada en hechos reales sobre un problema intrafamiliar y lo que me motivó a crear el guion fue un milagro que ocurrió hace 26 años, cuando esto sucedió. Muchas personas se identificarán cuando la vean". El film, actualmente en producción, defiende que los menores no pueden intervenir o asumir una responsabilidad que no les corresponde.

La trama de la película, se basa en un aficionado al fútbol y mujeriego (Santiago) y una jugadora de básquet (Emilia) se conocen en un evento deportivo. Después de llevar una apasionada relación de enamorados, ella queda embarazada sin consultarle. La decisión enfada al novio que intenta convencerla de practicarse un aborto, pero cuando la acompaña al primer eco y escucha los latidos del corazón del bebé renuncia a la idea del legrado. Aunque deciden tener a la niña, Santiago no se casa con Emilia y esta relación se quiebra. Cuando nace Emma, él se enamorará perdidamente de su hija, pero Emilia hará todo lo imposible para que la niña crezca con odio y rechazo hacia su padre.
 
"El film va a comenzar cuando Santiago está escribiendo su carta... La parte interesante es cuando Emma cumple los 15 años, que no le invita a la fiesta y lo que más le molestaba es que su hija estaba de acuerdo", según las palabras del actor.

El largometraje contará a su vez con una historia paralela de una niña que celebra su fiesta de 15 años y a toda costa permitió que su progenitor asista, mientras que la madre se oponía a esa decisión.

Según García, durante el casting se pidió a los candidatos que hicieran un monólogo sobre la historia que los haya marcado, que lo sientan y que lo transmitan para ver si había arte dramático. "De 800 casting casi 600 eran problemas con sus papás...", señaló.

El elenco, que está formado por 35 actores y actrices protagonistas, cuenta con Karla Ronquillo, quien dará vida a Emilia; Melissa Zambrano (Emma); Cristina Puma (Fiorella); Vanesa Ortiz (Sra. Fanny); y Byron Moreno (paciente). De acuerdo con García, este último en la película contará su historia propia de perder a un hijo. Además el equipo de producción está formado por 19 personas.

El largometraje acabará de filmarse este mes de enero y se prevé que esté en carteleras de cine nacional en junio de 2018, la semana previa al Día del Padre.

La apuesta por un cine confesional puede interpretarse no sólo como un asunto de proselitismo, ya que según demostró el año pasado "Tal vez mañana", la religión vende. Según los datos difundidos por el oficial Instituto de Cine y Creación Audiovisual (ICCA) y los productores ecuatorianos, la película de Dwight Gregorich, estrenada el 20 de octubre, fue vista por unos 27 000 espectadores, y obtuvo la máxima taquilla de toda la producción local.

Los largometrajes que pasaron por la pantalla grande representaron apenas el 10% de los 176 estrenos registrados hasta noviembre en el circuito comercial.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

   

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios