Visitamos el mundo mágico de "Harry Potter: The Exhibition"

por © Deborah de la Calle-NOTICINE.com
Algunos de los objetos mágicos de "Harry Potter: The Exhibition"
La magia de Harry Potter, ha cautivado la atención de todo el mundo con las mágicas historias de J.K. Rowling desde 1997, amplificada luego por sus adaptaciones cinematográficas, a partir del inicio de este siglo. Han pasado seis años desde que la saga terminó para la gran pantalla, pero no tenía por qué acabar ahí. Esta vez el tren del andén 9 y tres cuartos ha ido a parar hasta el pabellón 1 de IFEMA De Madrid, que abrirá sus puertas al público el 18 de noviembre con "Harry Potter: The Exhibition". Con una exposición de más de 1400 metros cuadrados en asociación con Warner Bros, IFEMA de Madrid, ha conseguido un récord de preventa con 150 000 entradas vendidas.

Con su debut en Chicago, la exhibición ha ido recorriendo múltiples ciudades como Boston, Toronto, Seattle, Nueva York, Sydney, Singapur, Tokyo, París, Shanghai, Bruselas y Holanda recibiendo a más de cuatro millones de visitantes, y ahora es el turno de Madrid, que por cierto, será la única ciudad española que acogerá la exhibición.

Este jueves se celebró la presentación oficial para la prensa, con los actores James y Oliver Phelps que interpretaron a Fred y George Weasley durante la saga. Ambos fueron muy amables y dedicados durante el photocall y la rueda de prensa, contestando a las diversas preguntas de los diferentes medios y por supuesto de sus fans.  No dudaron en decirles qué objeto se llevarían de la exposición: "Me gustaría llevarme la varita que usaba en el rodaje, porque cuando acabé la saga pensaba que me la iba a poder quedar, y resulta que está recorriendo el mundo", confesaba James entre risas. A Oliver le hubiese encantado llevarse la estatua de tamaño real de Dobby, el elfo domestico que Harry liberó.

Nada más llegar a la puerta del pabellón 1 de IFEMA, donde se encuentra la exhibición, te adentras en el mundo de Harry Potter con un enorme cartel de una de las películas de la saga. La sala, de más de 1400 metros cuadrados, está ambientada en el famoso colegio de magia Hogwarts y cuenta con 9 escenarios diferentes. Los asistentes se sumergen de lleno en el universo, cuando un miembro de la exposición, como si acabaran de ingresar en la escuela de magia, son testados por el Sombrero Seleccionador que asigna una de las cuatro casas mágicas de la escuela: Gryffindor —la de Harry—, Slytherin —la de muchos mortífagos—, Ravenclaw o Hufflepuff.

Podrán admirar cientos de objetos, vestimentas y artefactos empleados en las películas de la saga de Harry Potter. Además lo asistentes, pueden participar de manera activa durante su recorrido que les permite entrar en el área de Quidditch simulando que juegan al famoso deporte en el mundo de los magos con una pelota Quaffle, se juega volando en escoba e intentado meter la pelota en los aros mientras tratas de derribar a los demás contrincantes. Podrás visitar la cabaña de Hagrid, el gigante guardían de las llaves y terrenos de Hogwarts. Pero no todo es tan bonito como se cree, también deberán de tener cuidado durante el recorrido a través del Bosque Prohibido para no caer en las garras de Voldemort.

La exposición ha recibido a más de cuatro millones de personas en todo el mundo: familias, jóvenes, adultos... todo tipo de público puede asistir a "Harry Potter: The Exhibition", Porque según Rafael Giménez de Sold Out, "Harry Potter es un fenómeno transgeneracional con una base de fans increíble en España". Y James Phelps, comentó: "Es impresionante ver a gente que no había nacido aún y que disfruta con la exposición. Y los padres aunque no sean fans, son capaces de ver los detalles". Para llegar allí, no hará falta acudir al Callejón Diagon, simplemente, deben pronunciar el famoso hechizo de apertura: Alohomora.
Los hermanos Phelps, nos adentran en el mágico mundo de una manera más peculiar, contando algunos secretos. "Antes de empezar a interpretar a mi personaje, era muy tímido y como Fred era muy abierto y cariñoso, eso, me permitió cambiar", dijo James durante la rueda de prensa. James confesó que durante mucho tiempo La piedra filosofal fue su favorita, pero que después de haberla visto cada Navidad en la televisión, prefiere las dos últimas: "Las reliquias de la muerte", tanto su primera como su segunda parte. Ambos reconocen haber cogido especial cariño a sus personajes. De hecho, James revela que se sintió apenado cuando descubrió que el suyo moría asesinado en la última entrega. "Estaba de viaje en Japón, leí el pasaje en un tren y cuando llegó el revisor le dije: ‘Espere un momento, acabo de morir", bromeó.

Y es que hasta los actores alaban el magnífico trabajo que hay detrás de la construcción de la exhibición, que consigue introducirte por completo en la saga. "He visto un libro que firmamos en una escena en la película de La Orden del Fénix y he recordado hasta su olor", decía James durante la rueda de prensa. Ambos hermanos reconocieron revivir anécdotas y recuerdos compartidos durante los 10 años que duraron los rodajes de las ocho películas: "Incluso cogimos cariño a algunos de los objetos que eran parte del atrezzo. He hablado con otros actores de la saga que también han visitado la exposición, y les ha pasado algo similar", cuenta Oliver.

Los dos hermanos, están de acuerdo en algo "Echamos mucho de menos la normalidad de rodar películas de Harry Potter". Por lo que las exhibiciones alrededor del mundo les permite vivir un poquito más cada vez esa época.

Debido al gran interés por parte del público, los responsables anunciaron durante la presentación oficial a medios que la exposición se alargará hasta el 2 de abril de 2018.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios